Estrategia

 

La estrategia en el hockey patines.

 

Habitualmente oimos hablar del término estratégico a aquello que unicamente tiene que ver con la táctica colectiva del juego. Grandes profesionales de diferentes disciplinas deportivas añaden a la estrategia todos los aspectos del desarrollo del juego, ya sean técnicos, físicos, emocionales, de planificación.

 

Antes de continuar lee esta frase y sino es lo que sientes cuando entrenas o juegas no sigas dejalo y haz algo que si te apasione.

 

" Solo te cansará aquello que no disfrutes, solo te cansará aquello que no le pongas pasión, solo te cansará aquello que hagas que no os llena, por eso con la poca vida que os queda, hacer solo cosas que os apasionen , no vendais vuestra vida "

EMILIO DURÓ.

 

ESTRATEGIA EN LA COMPETICIÓN

 

 

Cuantas veces no hemos pensado el porque los resultados de mi equipo no están a la altura de mis espectativas?? Porque siento que fracaso como entrenador??

 

Las decisiones que adoptamos previamente a la competición y el plan para llevarlo a cabo no es más que una "estrategia". La habilidad para llevar a buen fin la estrategia -o para aplicarla a la práctica- es la "táctica".

 

Tener clara la estrategia de cara a la competición supone una cierta garantía de éxito, sobre todo si ha sido muy meditada. Donde más evidente se hace la estrategia es en la competición, ¿quién no ha pensado decenas de veces como debería actuar en cada momento, cual es la decisión correcta, debemos pasar, encarar, en qué momento arriesgaría o cuándo daría cambios de posición...? un sin fin de decisiones a tomar en breves segundos.

 

Sin una planificación y estudio previo de la estrategia podemos incurrir en tomar repetidamente decisiones erróneas o inadecuadas para la situación del juego.

 

Hay que tener en cuenta los datos objetivos que nos marcarán nuestros límites. Estos datos nos los aportan los entrenamientos.

 

Durante los diferentes entrenamientos se debe encontrar tiempo suficiente para pensar en todo tipo de estrategias. Después de estudiar los pros y los contras de cada una nos decantaremos por la que consideremos más adecuada en cada caso, es decir elegiremos varias estrategias, cada una en función de un condicionante externo, de un rival, del estado físico del momento y de muchas otras posibilidades que nos podamos encontrar a lo largo de la competición

 

Llegado el momento de la competición nos decantaremos por una de las elegidas, esa será la definitiva. Ponerla en práctica supone emplear diferentes tácticas, en función de los problemas e imprevistos que os vayáis encontrando. Elegir una buena táctica nos permitirá sacar el mejor partido de la nueva situación real de competición. Equivocarse con la táctica nos traerá problemas, por eso es tan importante mantener la concentración durante toda la competición y corregir en lo posible los desaciertos.

 

La Motivación. ¿Qué nos mueve a enfrentarnos a nuestros propios máximos? Son muchas las causas y razones que responderían a esta pregunta: la propia genética, el instinto, la búsqueda de los límites físicos y psicológicos, el afán de superación y de aventura, o los estímulos que nos proporcionan continuamente las campañas de promoción, que hacen que sintamos interés por las competiciones. Esa acción estimulante provoca un efecto: la motivación. Es creer en tus posibilidades, estar convencido de que vas a conseguir los resultados que te propones.

 

El mayor enemigo del deportista entrenado es nula confianza.

 

 

BUSCAR EL ÉXITO

Primer Paso: Ser Realista.

Si los resultados no son los que tu querías hay varias verdades absolutas, es seguro que tu planificación no es correcta, es probable que tus conocimientos no sean suficientes, es seguro que tus acciones no son las adecuadas en cada momento. La gran mayoria de los entrenadores negamos la realidad y echamos la culpa de los malos resultados a cualquier elemento externo (los jugadores no valen, el material es malo, el club no me apoya...) por lo que primer paso, ser realista de como estamos.

 

Segundo Paso: Ir a buscar soluciones.

Las soluciones no solo las encontrarás haciendo lo mismo que haces siempre, dado que ningún equipo ni ningún jugador es igual. Entonces que debemos hacer? Pues salir a mirar partidos, entrenamientos de otros clubes, sistemas para ampliar mis conocimientos y una vez tengo un buen abanico de posibilidades y observo mi equipo que hago? Aplicar aquella que mejor nos puede ir. Si tengo deportistas de un nivel técnico medio o bajo buscaré mejorarlo pero si en contraprestación estos jugadores que técnicamente son justos pero físicamente son rápidos y fuertes que haré? pues copiar a aquellos equipos de éxito que consiguieron resultados con su físico y su orden. (Caso leicester en Futbol).

 

Tercer paso: Pizarra y rotulador y a copiar.

Si tu equipo no funciona o tu rendimiento no es el adecuado papel y bolígrafo y a copiar y te fijas en aquellos casos de éxito que se parezcan al perfil que tienes y recoges toda la información necesaria para poderlo aplicar. Si recoges toda aquella información necesaria que aumentas? Las probabilidades de éxito!!. Como en todos los ámbitos de la vida, genio suele haber uno (Caso negro Paez, Livramento, etc...) los demás somos normales o de lo que se llama el perfil medio. Si intentamos hacer lo mismo que ellos no nos saldrá y seguiremos en el mismo error. Por ello busca y aplica aquellos casos de éxito semblantes a lo que tu dispones y aumentarás sin duda las probabilidades de éxito, tu rendimiento y lo que es más importante tu felicidad y la del grupo que entrenas.

DATOS DE CONTACTO

 

www.okentrenador.com

Teléfono: (34) 611 - 433 - 668 ( Telegram y WhatsApp)

Email: info@okentrenador.com

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

Copyright © All Rights Reserved